EL FINAL DE LA FIESTA (Espanto)

|
Hoy me he cambiado la boina que traigo a trabajar, ayer era negra con rayas blancas, hoy es fucsia. La verdad es que la talla de esta última gorra me sienta mejor, es más grande. Ahora que soy mayor, tengo la cabeza más grande y menos pelo. Esas cosas pasan. Eres más consciente de ese tipo de cosas, dicen que el conocimiento implica libertad, yo opino lo contrario, que la libertad disminuye con el saber”

Love.Forbidden




Je suis LaKaraoke:

¿Qué os parece el poema que ha escrito Forbidden, os gusta? ¿No pensáis que es una obra de arte? ¡¿Noooo?! Será que no sois lo suficientemente modernos!!, ¡si podría ser la letra de una canción del mismísimo Joe Crepúsculo! ¿Qué no sabéis quién es?!!, lo dicho, no sois unas modernas.

Yo, que sí que voy de moderna paso a contaros el concierto (por llamarlo algo) que ofreció mi recién descubierto Joe Crepúsculo y algunos teloneros. El recinto contratado para el espectáculo fue el Ocho y Medio club, un sitio horroroso, feo y caro, que tienen los cojones de tildar como mítico de la noche madrileña y me pregunto yo ¿Qué pasa, que los mitos no se lavan? Había expectación entre los que allí estaban (Christina Rosenvinge y Nacho Vegas entre ellos) por ver como defendía el Crepus sus canciones, grabadas con producción de amateur. Claro parece pensar que presentar en directo, un puñado de canciones grabadas casi desnudas en el disco, te hace jugar con ventaja. Nadie debería echar en falta ni una sola nota, ni un solo ruidito de esos que adornan las canciones en los discos. Se presupone para los profanos de la creación musical que presentar en directo este tipo de canciones, ya de por sí nacidas y grabadas en pelota picada, crecerán en directo por cuanto cantarlas desde un escenario siempre supone vestir las composiciones de gala, máxime cuando existen sintetizadores y maquinitas varias para su ejecución. ¡Craso Error!! Supercrepus se presentó como sin ganas en el escenario pero sin el como y sin las ganas. Chirriante se me hace leer en las crónicas posteriores al concierto que eso de salir sin ganas y casi faltando el respeto se llama actitud punk. ¡Vayáse usted a cagar, hombre! Un tío con tripita, camiseta desteñía con cara de pocos amigos y tocando como para él y su amigo, se aleja bastante de lo que yo concibo como actitud punk y mucho más se aleja de lo que yo concibo como un buen concierto entre público y artista. Y es que lejos de adornar las canciones con su actuación, Joe las oscureció y fueron ejecutadas por el pequeño compositor como si fueran anécdotas, vamos, como si la gente allí hubiera ido a otra cosa y no a oírle cantar. Me han dicho que también de vez en cuando es muy dado el mozalbete a tirarse eructos en escena...pues muy bien, qué punk eres tío ¡qué guay!... ¡Un rollo patatero! Yo por el momento tras verle ¿actuar? seguiré disfrutando de sus discos hasta que se tome en serio lo de subirse al escenario.




Antes del Crepus, en escena dos más. La era de Internet ha hecho que los teloneros tengan su ratito de gloria, y que todo el mundo se baje su música antes de ir al concierto, lo que les permite robar cierto protagonismo al anfitrión de la noche, en este caso, claramente “Espanto” (como la actuación de Joe), un dúo de Logroño, fueron los mejores de la noche, pero claro…abanderando aquella máxima de que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey. Y es que si bien sus canciones destilaban trazos inteligentes en sus letras y su música entraba de primeras, la puesta en escena era para poner una vela a “San Playback” y pedirle a las Nancys que actuaran en vez de ellos. Sé que es muy de modernos subirse al escenario y pasar taco de estar allí, está de moda en lo indie poner cara de preferir estar en casa viendo “Dónde estás corazón?”, pero no es nuestra culpa, y si sigues con cara de guiñol el que terminará marchándose en masa a ver al Cantizano, será tu público.

Después de Espanto, llegó Lidia Damunt, una chica murciana (atención al movimiento “from Murcia”) con pinta de bollo camionero, que no sé si lo será, ni me importa la verdad, pero que cantó un rollo de canciones, a las que, esta sí, puso mucho empeño y ganas. Una pena que su música a mí particularmente no me interesara un pimiento (viva Murcia) porque la chica se lo curraba, a pesar de sus problemas de sonido y de conexión con el cable de la guitarra. Era como el increíble hombre orquesta versión trailer, con armónica en el cuello, guitarra en brazos y pandereta en el tobillo. Un rollo muy a su pesar…y el de los presentes.

Así de bonita resultó la noche más indie del mes. Un cero patatero. Tan rollo fue (artísticamente hablando, porque con mi amiga Amy de Castuera y Husband todo siempre es de otro color) que no tenía pensado ni hablar de ella en el blog, pero me ha enervado la sangre, ver como en las webs que más visito como www.vivaelpop.com y www.jenesaispop.com, se deshacen en elogios ante una noche que objetivamente y desde mi subjetivo punto de vista fue eso un Espanto-so Crepúsculo!!!!

Je suis LaKaroke

4 comentarios:

MM de planetamurciano.tk dijo...

A lo mejor esa murciana no, pero es posible ke el disco de Second le guste, con la condición de darle más de tres escuchas.
O volverse a los K&K, ke eso sí ke es sonar chulos en directo. No bailarán, pero tampoco se hechan de menos.

MM de planetamurciano.tk dijo...

ECHAN DE MENOS, joder con las faltas.

forbidden dijo...

A los Second les tengo ya ganas hace unos días, voy a realizar ahora mismo mi pedido vía ARES.

Lo de Klaus ya lo he intentado siguiendo sus recomendaciones y las de China Mongola, pero la cosa no ha cuajado...

CHINA MONGOLA dijo...

MM CREO QUE COMPARTO MAS SUS GUSTOS EN K&K QUE FORBIDDEN, DE TODAS FORMAS EN MAYO INTENTARE LLEVARLE AL CONCIERTO. TE HE GANADO KAROKE YO YA ME LO HE BAJADO Y YA HE ESCUHADO ALGO Y VA CUAJANDO EL TEMA