BEETLEBUM (Blur)

|
“Si una bala atraviesa mi cerebro, dejad que esa bala destruya las puertas de todos los armarios”.

HARVEY MILK



Pues ya estoy de vuelta de vacaciones, vuelta a la rutina. Bueno de rutina, nada, porque yo en mi vida no sufro de rutina, sufro más de hemorroides que de rutina, para ser sinceros. Sincero porque sí. Este año nuevo que ya empezó en septiembre del año pasado, se presenta en su meridiana temporalidad, divertido y cargadito de gases a presión como una olla exprés. A mis múltiples hobbies se suma ahora el de aprender a tocar una guitarra. Me han regalado una flamante guitarra eléctrica para Reyes, de esas que ahora me parece una joya y que cuando sepa tocar un acorde ya querré cambiar por otra más cara y brillante, que tenga brilli-brilli y mucho de “strash”…para poder emular a los grandes de la canción española, guitarra en mano, haciendo versiones de mis canciones favoritas, como una ola rock remix.

Ya he decidido qué canciones voy a aprender a tocar primero: Beetlebum de BLUR y Space Oddity de DIOS BOWIE (hasta el apellido lo tiene bonito este genio). Me siento estos días un poco Mateo, el de la guitarra.




Creo que en el año y pico de vida que lleva este blog, no he realizado ninguna crítica de películas, y hoy va a ser la primera: MI NOMBRE ES HARVEY MILK.

Conseguí invitaciones por un concurso de www.chueca.com para el preestreno que se celebró ayer en los cines RoxyB (nombre molón donde los haya para un cine) de la calle Fuencarral de Madrid. Pensé que el preestreno iba a ser en versión original, pero para mi desgracia y alegría de HUSBAND, la peli la pasaron doblada al castellano. ¡No lo hagáis! Poneros vuestras monturas de pasta e id a verla en versión original, id rollo gafapasta, no hay otro modo de ver esta peli. El problema es que yo, y con la que está cayendo, no estaba para mirarle los dientes al caballo, así que a lo gratis y en español, como Dios manda (pero el Dios chungo, no el Bowie).

La peli emociona. Si eres gay se te eriza el pelo del entrecejo, si eres hetero no lo sé. En un par de momentos la lágrima aflora y las relaciones de gays en la intimidad son reales como la vida misma, esos correteos y jugueteos en plan niños por la casa son el Pan nuestro de cada día.




En la peli las imágenes de ficción se intercalan con las imágenes reales de aquellos años setenta en San Francisco. Nos cuenta y narra la película los años que tardó el primer político abiertamente gay de San Francisco en ocupar un puesto en el Ayuntamiento de la ciudad, justo hasta el momento en que fue asesinado. Un relato en primera persona del protagonista antes de ser asesinado. Su intrigas políticas, su carácter, sus amores, su personalidad, su mensaje. Es una película de gays para gays. Esa es mi primera lectura, hay quien va más allá y considera la película fiel reflejo de la era Obama.

Sinceramente, si lloré fue porque se me ponen los pelos de punta con las redadas de los bares de maricones en San Francisco, o porque vi imágenes de la primera celebración del orgullo en Nueva York, o porque vi una nación caracterizada por estar compuesta de ciudadanos burdos apoyar a una minoría en las votaciones estatales en contra de la Enmienda número 6. Así lo sentí. Tal vez estoy equivocado. Los eruditos de cine piensan lo contrario que yo. Pero me gustaría conocer la reacción de un hetero al ver la peli. Y no me valen heteros consanguíneos de gays. Sino heteros puros.

La película es muy buena. Es comedida. Es real y trágica. Es muy recomendable. Mensaje directo y claro. Id a verla.

Harvey Milk se me presenta como gran desconocido y lanzo la pregunta después de ver la película. ¿Cómo es posible que no hubiera oido hablar jamás de este hombre cuando hizo más por los derechos de los gays que la misma muerte de Judy Garland? ¿Tan abstraídos estamos los homosexuales con las lentejuelas escarlatas de la madre de Liza Minnelli como para no haber iconizado todavía la imagen de Harvey Milk, al igual que hicieron los afroamericanos con Malcom X? No lo entiendo. En San Francisco varias calles y plazas llevan su nombre, pero aunque sus hitos regulan la vida de muchos de nosotros, ni una triste chapa con su cara adorna las solapas de los indies mariquitas los fines de semana. ¿Por qué? no lo sé ni lo entiendo.




Harvey Milk era feote. Cuando vi a Sean Penn así de horroroso (primer ex - marido del tipo más gay del mundo), soltando una pluma comedida en su interpretación (bordada), pensé: ya estamos con los estereotipos, pero es que los estereotipos a veces son fiel reflejo de la realidad y Harvey Milk tenía algo de pluma, tal cual la muestra Sean Penn. Bordando un papel real. Pena que sea un tan machote como el Penn quien interprete al desde ahora nuestro Harvey (Hollywood a veces revive para bien a los muertos, sino preguntádselo a Schindler, el de la lista, vivíto y coleando, quién se lo iba a decir) porque conocer que abofeteó a la mismísima Madonna, lo tengo tan grabado en el cerebelo que no puedo olvidar que es una interpretación, perfecta, pero interpretación.

Ayer el público era 99% homosexual y un 1% mariliendre, recordad que las entradas las regalaba el portal gay chueca.com, y mirando a mi alrededor y luego a la pantalla, viendo las escenas de afecto amoroso en la calle que se pintaban en la pantalla, pensé lo poco que hemos avanzado desde la consecución de esos derechos. Avanzamos (avanzaron) en esos años 70 con pasos de gigante, conquistamos diez guettos de atractivo turístico mundialmente conocidos en los catálogos de todo el mundo y nos conformamos con nuestros triángulos de las Bahamas en las grandes ciudades: Londres, París, Madrid, Nueva York. Ya no queremos más ¿Por qué? No es que tenga unas ganas locas de morrearme viva por el metro de Madrid con HUSBAND, pero sí que tengo ganas de que se pueda hacer. Quiero que exista, aunque no lo use. Los que vivimos en el guetto, somos privilegiados ciegos, nosotros y nuestros amigos.

Conozco a alguien que siempre dice que cuando le preguntan en qué tiempo le hubiera gustado vivir, siempre contesta: yo, en el futuro.- Harvey Milk, decía ayer en su película: Lo que más rabia me da es que me voy a perder todo eso. Y es que ahora hay más, pero no suficiente y lo que es más real aún, por el momento hay lo que hay.

Los cristianos católicos salen pingos en la película, cosa de la que me alegró, tengo especial aversión a esa gente, sé que es recíproco, así que estamos en tablas.

Estoy esperando a conocer vuestras opiniones sobre la película, especialmente la de los heteros, pero me temo que ningún “hetero puro” lee este blog, de otro modo no sería tan “puro”.

12 comentarios:

china mongola dijo...

ES LA PRIMERA VEZ QUE HACES UNA REFLEXION DE ESTE TIPO PARTIENDO DE UNA PELICULA, Y HE DE DECIR QUE ME HA GUSTADO MUCHO, ME HAS RECORDADO A QUIEN RECOMIENDA K&K-
ME HAS DEJADO CON LA INTRIGA DE LA PELICULA ASI QUE LA BAJARE Y POR CIERTO TU ULTIMA REFLEXION MAGISTRAL "QUIERO QUE EXISTA AUNQUE NO LO USE ".TIENES RAZON,ESTAMOS TAN CONTENTOS CON LO QUE TENEMOS QUE NO INTENTAMOS HACER MAS Y TODAVIA QUEDA MUCHO Y CREO QUE PARTIENDO DE NOSOTROS MISMOS MOSTRANDO " NUESTRA NORMALIDAD "

forbidden dijo...

ya ves china, en eso de las reflexiones ves lo buena que es la peli.
Por cierto mañana sábado K&K en Madrid, por 9 euriales.

china dijo...

joderrrrrrrrr que yo queria verlos a que hora es el concierto ?

china dijo...

vale ya he encontrado donde es el concierto pero claro no llego ni de coña, he visto que el 22 de mayo dan otro con limousine en el centro cultural carril del conde que esta por arturo soria, asi que ire a ese. Vosotros vais a ir ?

forbidden dijo...

siguen sin emocinarme los kk

Anónimo dijo...

Te equivocas! Yo sí te leo, desde hace poco, por indicación médica. Aunque eso de la pureza da un poquito de mal rollo

forbidden dijo...

la verdad es yo soy más de contaminar, me parece que ayuda más a socializar. Fíjate que ni reciclo...no digo más.
Bienvenido Anónimo Puro (este sería un buen nick para usted..."Anónimo Puro", qué le parece?

Anónimo dijo...

Anónimo Puro me gusta, es muy bueno, y en esta época de Vigilancia Total suena a reivindicación y resistencia. Pero en realidad hasta tenemos alguna antigua prevención común, como respecto de los bolsos verdes con lunares, ay. Pero no vamos a introducir ese tema en tu territorio sagrado. En realidad tenía un par de identidades y no sé cómo, las perdí. Soy un poco neanderthal de la tecnología, menos para el emule que lo domino casi casi con la mente. Por cierto, a mi actual ritmo de visionado de películas, de daré mi opinión sobre Harvey Milk alrededor de 2011.
Saludos
Anónimo puro (JLL)

forbidden dijo...

Anónimo Puro: Dios! has mencionado el bolso, ese bolso.!! No!! Tendré que volver al psiconalista,¿por qué me haces estoo?
Me alegro de verle (o leerle) nuevamente, aunque reconozco que me da un poco de vergüen esto de airear públicamente las miserias.
Un abrazo.
P.d.: qué médico le habrá prescrito estas lecturas tan insanas?

Anónimo dijo...

Era médica. Menudita, morena, más lista que el hambre. De repente se me ponía a hablar en alemán, me tarareaba el himno soviético o me hablaba del cine de Antonioni.

Y yo no veo miserias en ningún sitio, para eso hay que irse a las páginas corporativas de las empresas. Veo libertad, energía y ganas de contar cosas.

Tú como si no estuviéramos...
AP

fatynap dijo...

He llegado a tu blog por casualidad, desde jenesaispop.
Me ha gustado tu crítica de la película.
Siendo chica y homosexual, me quedé mucho más tranquila cuando sacaron a la ayudante de campaña!je!
Pero hablando en serio, te doy toda la razón con lo de conformarse con lo justo y con no entender que la figura de harvey milk sea tan desconocida.
A mí me cayeron las lágrimas al final, cuando salen los verdaderos protagonistas. Me movió algo por dentro que me decía "Qué valientes son/somos todos en Chueca y qué poquito hacemos..."

Encantada de conocer este blog.

Un saludo!

forbidden dijo...

fatynap, y este blog está encantado de conocerte a ti