SHAKE THAT DEVIL (Antony and the Johnsons)

|
Aja..sí...aja..aja...sí, claro, claro…que sí, que llevo unos cuantos días sin escribir, pues bueno... tampoco pasa nada, o es que tenemos que estar todo el día comunicados, pues si no te escribo o no te llamo ya lo haré, ¿no? Bueno, pues venga, vale ya, mira que te cuento lo que me ha pasado en estos días, así a popurrí:




He tenido un examen que creo que me salió bien, pero fíese de la virgen y corra, porque como sea a imagen y semejanza de los católicos del Vaticano, agárrese los machos. A colación y hablando de vírgenes que no lo son tanto, me encanta la historia del bus ateo que recorre Barcelona. Resulta que la gente de bien, una asociación de Ateos y Libre Pensadores hartos de ver anuncios de la Iglesia esa Católica en las marquesinas de los autobuses y paneles varios que rezaban literalmente “Dios sí existe. Disfruta de la vida en Cristo” o “Cuando todos te abandonan, Dios permanece contigo” han contraatacado con un eslogan que reza así: “Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida”. Arte, puro arte. No soy yo nada dado a esto de dar donaciones, pero aunque sea simbólica pienso aportar tres euros a esta gran causa con la que me identifico de pies a cabeza. El bus en cuestión ya pasea por Barcelona, Londres, París, etc., la gente aplaude a su paso por las calles, esto sí que es toda una revolución anticaspa y no la de H&S. El bus llegará próximamente a Madrid. A la Espe se le van a poner los rulos de punta y la Rouco está que no sabe si cortarse el faldón o dejárselo largo.




Más cositas, el finde me marché a Ávila, a una aldea perdida en las montañas como la de Heidi, chimenea, perro y HUSBAND. El paraíso más terrenal que conozco, nos pasamos el finde, cocinando, leyendo, paseando y comiendo, comiendo y sin parar de comer. Ayer una gran nevada nos dejó incomunicados momentáneamente y conseguimos salir de allí gracias a las cadenas que nos había regalado nuestra amiga “China Mongola” lectora de éste vuestro blog. La bucólica estampa fue de lo más esperpéntica en algún momento: cuando nos ves a las dos histéricas de HUSBAND y yo, con el perro, los huevos abiertos, la lasaña que sobró de la noche anterior, la leche abierta y las cosas que se estropean de la nevera, con las zapatillas de casa, corriendo como las locas calle abajo pa que la nevada no cuajara, los pijamas debajo de los pantalones de nieve y …plaf! Hostión 1 y plaf! Hostión 2, los huevos a tomar por culo! Vuelta pa arriba a ponerse otro calzado que no resbale. La nieve continuó estilo Yeti el de las nieves y pa cuando quisimos coger el coche, aquello parecía Xanadú versión destroy, así que aguantamos agazapados al calor de la chimenea a que amainara la ventisca para poder colocarle las cadenas. El finde muy bien.


El lunes de vuelta, muy feo, como todos los lunes para los esclavos. Estoy a punto de que me despidan por el tema de la crisis. Los despidos están anunciados con la certeza de chismorreos de pasillo, pero ahí están. No sabemos cuántos, ni cuándo ni ná de ná. El caso es que mientras llega y no llega en la ofi lo que menos interesa ahora es trabajar, sino chismorrear. Total ya...qué más da! Esto de los despidos como es muy feo os lo cuento así como de pasada.

Algo bonito es que he descubierto Facebook, i love it. Facebook lo inventó uno que no llamaba nunca a sus amigos. Es la manera más práctica de estar en contacto con tus amigos que he visto en mi vida, gracias a Facebook me paso el día en contacto con la gente a la que siempre estoy diciendo que tengo que llamar y que luego por pereza nunca llamo. Una maravilla, en serio os lo digo. Qué risión con los amigos, fíjate, que yo creo que les quiero más desde que tengo Facebook!!




El año 2009 ha entrado a ritmo de trompeta y me ha traido bien temprano discos de algunos de mis artistas favoritos, después de Franz Ferdinand y Morrisey, ahora va el 2009 y me trae el anunciado disco de Antony and The Johnsons: “The Crying Light”. El disco es una tónica con sabor a chocolate. Tienes que acostumbrarte, pero cuando lo haces degustas cada canción con lenta cadencia, como al chupar un buen chocolate. Adoro a Antony, el personaje y el cantante, el compositor. Creo que estamos en los albores del nacimiento de un nuevo mito. Música perfectísima de difícil entrada y de regusto adictivo como el mejor chocolate. Como Antony.

Se echa en falta que “Shake that devil” que formaba parte de su anterior EP “Another World” no esté aquí, hubiera encumbrado mucho esta compilación de canciones, y es que aquella canción es espejo puro de lo que refleja la triste música de Antony.

En lecturas sigo con el libro de “A World Without End”, que no es tan malo como lo pintan (y lo pinto), ahora que llego al final, he aprendido a verlo como es, un culebrón televisado en papel. Es como la Dama de Rosa pero en versión páginas. Reconozco que me ha enganchado y divertido. Pero que es pura bazofia amarillista y predecible. El libro es pura tele.

Y esta anodina entrada ha hecho la número 100 del blog…ahí es ná!

2 comentarios:

sweet charete dijo...

.....jjjajajajjjajjajjajajj.....m meo, lo q hubiera dado por ver la estampa d las 2 espatarraitas.

forbidden dijo...

pues prepárate que la próxima puedes ser tu!