FRIDAY I´M IN LOVE (The Cure)

|

- Niñaaaaaa....!!!

-Quéeee......??

-Qué venimos de una bo-da-pi-ja!!!!!!

-Y de quiénnnnn!!!!!!

-De la Marimar!!!!!!

-¿Quiéeeennnn??


- Ah! y qué tal??

- Pues mira te cuento.....


El día 1 de agosto con toda la chicharrera y a las seis de la tarde, Dios mediante ante ante...mi amiga la abogada pija, elegante y discreta nos invitó al que iba a ser el bodorrio más cool, pijo y finolis de todo el verano en Castilla. En la Iglesia de los Santos Ángeles Custodios de Todas las Cosas que hay que Guardar en la Viña del Señor, Amén, Crucifixión, Campana y se Acabó de Toledo.


Hace ya algunos meses mi querida amiga pija harta de trabajar en la empresa en la que currabamos juntos (bueno yo venía a currar y ella a "posar" porque la gente con clase no trabaja, sólo posa) decidió que inspirada por el estreno de la peli de Sexo en Nueva York, se las piraba pa otro lugar y dejó esta triste Asesoría Jurídica sin asesora de imágen y sin saber estar. Cogió su caja de mazapanes (mi amiga es adicta a los mazapanes y al botox...cosas del dinero) y se fué con viento fresco (y de Coco Chanel) a otra empresa más glamourosa, en la que nadie trabaja y se están limando las uñas todo el día, mientras compran compulsivamente por e-bay y se ponen verdes unas a otras.


A mí, con la despedida de Mar la pijibogada me dejaron huérfano de compis de trabajo y de profesoras de profesión (Adela gafapasta se marchó un poco antes en un ataque de rojismo ilustrado, véase http://forbidden-caballero.blogspot.com/2008/01/miro-la-vida-pasar-fangoria.html) y creía que no nos ibamos a ver más, pero no...la boda de Mar nos juntó de nuevo en lo que sería la boda pija más divertida de esta parte del Planeta. Saquen sus chaneles que nos vamos de bodorrio...




Pues eso, las seis de la tarde del mes de agosto, con toda la chicharrera en Toledo (gíñate con las pijas y sus pieles!! cinco invitados evaporados en menos de media hora!!), nos quedamos en el hotel Beatriz, un nombre un tanto vulgar para tan singular evento, pero chica yo es que de estilo no entiendo, a mí me hubiera gustado más hospedarme en el HOTEL PITITA para tan sagrado evento. Desde allí cogimos "un taxis" junto con otros invitados que no conocíamos pa que nos saliera más barato, porque los pijos serán pijos ...pero vamos, que allí tol mundo de cinco en cinco pa que costara menos la carrera del "taxis". Al llegar a esa maravillosa Iglesia allí estaba tol mogollón de invitados internacionales con cara de pocos amigos, porque en las bodas pijas no puedes demostrar que te lo estás pasando bien, más bien al contrario tienes que estar todo el tiempo como con cara de "alguien de aquí se ha tirado un pedo y yo no he sido".



Aquí unos invitados elegantes de la boda



Total, que allí tol mundo con esa cara esperando a los novios, a la entrada nos regalaron panchitos, un abanico pintado a mano, y una bolsa-pipas pa que mondaramos mientras llegaban los novios que fueron unos atrevidos y aparecieron casi a la vez...sí, sí... todo un atrevimiento!!




Mientras esperábamos mondando pipas en la Iglesia, mi amiga Adela gafapasta que había elegido para la ocasión un vestido de faralaes de un mercadillo benéfico del barrio de Salamanca, se empezó a poner nerviosa porque le habían encomendado unas cuantas funciones principales para antes, durante y después de la ceremonia, a saber: repartir los panchitos, dar los abanicos, barrer las cáscaras de las pipas, leer unos textos durante la ceremonia, recoger las flores y sacarle brillo a la pila bautismal. Total que aprovechando que los novios tardaron tanto en llegar que tuvieron que acoplar un mingitorio en el confesionario, mi amiga "la faralaes" (vaya tela con el vestidito....) se volvió loca del coño y se plantó encima del altar la primera no sea que le fueran a robar protagonismo, lo que causó cierto desagrado en el cura que no veía bien tener que estar oficiando la Santa Misa detrás de una pedorra vestida de faralaes, pero como mi amiga la faralaes no se despegaba del micro, la dejaron ahí, así que del cura sólo se veían los brazos moviéndose detrás de los volantes del vestido, todo muy como de teatro de guiñol.






Las plexi-glass, momentos antes de la boda


Por fin llegaron los novios, con una música en vivo y en directo como de muy bonita y como de muy clásica, nos hicimos pipí todos allí y algunas se tuvieron que cambiar el tampón de perlas que llevaban, aprovechando el confesionario-WC. La novia iba espectacular, con un vestido hecho a medida por Caprille, y las amigas envidiosas decían que le quedaba demasiado bien....seguro que se ha operado. La envidia que es mu mala!!


El novio iba como tienen que ir los novios, vestido de muñequito de tarta, más salao que estaba él allí to pintón. Todo iba muy bien hasta que llegaron al altar y se cayeron esnucaos al ver a la faralaes saludando enérgicamente desde lo alto del altar con el cura moviendo los brazos por detrás.


La ceremonia fue un despelote, con mucha clase, pero un despelote: el cura unas veces llamaba a la novia Marimar, otras Manoli y otras Encarna (lágrimones como puños que se le caían a la pobre del berrinche) la faralaes allí en tol medio que no se quitó ni pa cuando se dan los anillos; los invitados que por miedo a que los asientos de las primeras filas hubiera que pagarlos, nos sentamos a tomar por culo del altar y desde allí no nos enterabamos de ná, no se sabía si se estaban casando Mar y J o la señora de la limpieza estaba ya recogiendo la Iglesia pa irse. Terminada la ceremonia y la bonita ofrenda floral a la salida de la Iglesia, nos fuimos todos frotándonos las manos a la comilona que se celebraría en un SITIO ESPECTACULAR. Al final el cura no tuvo más remedio que arremangarse los faldones y soltarle dos tortas a la faralaes pa que se bajara del altar.





La comida fue lo más y el lugar un sitio idílico, un 10 para los novios por la elección.


Comida elaborada y en abundancia. En la mesa estábamos todos los compañero del trabajo y consortes, junto a una amiga de la novia que resultó ser la sorpresa de la noche, un despiporre de mesa, teniendo en cuenta que en las bodas pijas no se habla ni se ríe uno ni nada y si puedes hasta evitas respirar por que es muy vulgar, así que un atrevido gritó VIVA LOS NOVIOS! y los de seguridad lo invitaron a marcharse...es que la gente no se sabe comportar!. El menú consistía en un gazpacho con una pajita caramelizada y a chupar que ya hemos comido...mmmm...que rico!! jé



Después de tan opípara comida finolis, nos fuimos al bailoteo y ahí empezó el desmadre: LOS PIJOS TAMBIÉN BAILAN PAQUITO EL CHOCOLATERO !!

Empezó el baile tras el prrrrecioso vals al que un servidor se sumó con una compi del trabajo de lo más divertida y que se convirtió en la "prefe" de mi "husband" esa noche. Después del vals a mi compi la bailona y a mí nos picó el gusanillo y nos pusimos en plan "mira quien baila" a zapatear, bailar tango, rumba, cha-cha-chá, reggaeton, bakaluti y los pajaritos. Pareja artística desde ya!
Tras el vals sonó el "Friday i´m in love" de The Cure por ser una canción especial para el novio, y porque la boda fue un viernes, lo que me hizo pensar que toda el bailoteo iba a ser en rollo indie pop modernuqui y la cabeza me dió vueltas de la emoción...hasta que sonaron los primeros compases de El Tiburón, El Tiburón...y se me cayeron los palos del sombrajo.


Por allí estaban las plexi-glass que fueron protagonistas absolutas de la noche, todas operadas como puertas, recauchutadas y puestas a punto. Y todas como buenas amigas que eran se pasaron toda la boda intentando deshilacharse unas a otras...mírala qué mal operada, tiene un ojo más alto que el otro...uy! mírala que zorra ahora a por el padre del novio, qué fuerte la tía.....le han dejao una teta más grande que la otra...será guarra! Ni que decir tiene que esa fue mi parte preferida de la noche.




LA FARALAES dale que dale.....ole, ole y oleeeeeé..tacatá!



La cosa fue desvariando a mayores, el novio casi se escoña, la novia de brazo en brazo, la madre de la novia abanicándose con la hoja que se había puesto en to lo alto, otros cantando el caralsol, etc...hasta que el novio de Adela gafapasta-faralaes, se acordó que llevaba más de dos horas sin leer nada desde el menú del convite y se fue como las locas a la habitación del hotel para aprenderse de memoria el plano de emergencia del hotel...y es que su novio es un chico muy culto, de esos que no saben quien es la Veneno y esas cosas de barriobajeras.



Asín que llegando a las seis de la mañana y todos cantando por lo bajito nos fuimos pal hotel con los tacones en la mano y dando gracias a Dior por lo divertido que había sido esta boda pija. La boda pija más divertida del mundo forever and ever.



Mira quién baila esta noche....(versión Pitita)


Felicidades chicos, toda una fiesta!! Gracias y mucha suerte!

11 comentarios:

MM de planetamurciano.tk dijo...

¿ Pero eso fue una boda o un musical de Broadway?

Anónimo dijo...

A medio camino entre Mamma Mía y el Rocky Horror Picture Chou!
forbidden.

Anónimo dijo...

Salimos de viaje temprano, esperando encontrar la carretera tranquila y poder distraernos en el camino mientras mirábamos a través de los cristales sucios- últimamente están más sucios que antes, pensaba- sabía que aquello significaba distracción, viajes, diversión, y problemas, de los que vienen y van pero no dejan de pasar por delante de nuestras narices intentando que utilicemos con mayor frecuencia el cristasol para sentir un orden que no existe en el desorden aterrador en el que creemos encontrarnos. Una lengua le distrajo de sus pensamientos, la encarnación de Bowie hecha perro, gracias al letargo que producen las sustancias alucinógenas,- guau, guau, nos vamos de excursión, dijo-, porque los perros hablan, piensan, sienten y cantan, siempre que estén preparados químicamente para ello, y sean fruto de un lento pero efectivo proceso de reencarnación, eso sí, artificial, porque en el más allá no creíamos.

Éramos tres, y también el tubo de escape, que se había caído en el camino y paramos para recoger, Bowie lo utilizó de trompetilla, y agradeció a mi compañero, durante todo el camino, que le hubiera convertido en una estrella del rock and rock, y todos fuimos cantando – “guau, guau, nos vamos de excursión”. Se notaba que éramos amigos, y los tres sabíamos que en aquél momento estaba naciendo una banda de Rock que cambiaría la forma de pensar de la juventud durante un fin de semana.

El viaje resultaba tan agradable, con la compañía, las canciones – “guau, guau, nos vamos de excursión”, los saltos de alegría que daban Bowie y mi compañero, el coche bailando, la trompetilla….que decidimos parar antes de llegar a nuestro idílico destino para sacar del maletero unos ponchos mexicanos que habíamos comprado en nuestro último viaje a EEUU. Al verlos, Bowie se meó de la emoción, y de la sobredosis de pastillas que le había desajustado los mecanismos caninos de retención, pero no nos importó, aquella música celestial que emanaba de su trompetilla representaba todo para nosotros en aquel momento, era nuestro lazo de unión, así que decidimos dedicarle una saeta, allí, en aquel momento, en aquel lugar.


Había nacido “GUAU QUE ME VOY”, una mezcla entre música punk, bakalau, y saeta de Semana Santa, porque nosotros éramos muy modernos y lo valíamos. Resulta muy difícil poder transmitiros por escrito aquel sonido celestial, que aún mantenemos en nuestra cabeza y en nuestro corazón, pero imaginad, haced un pequeño esfuerzo:

“guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Guau, guau, guau, guau,
Que me voy, hay que meeeeeeeeeeeeeeeeee vooooy sin yo quererlo,
Yyyyyyyyyyyyyyyy no encuentro retención”


Cuando llegamos al pueblo, con la emoción de lo que creíamos una obra de arte, fuimos directos a la plaza, sería nuestro primer concierto, Bowie saltó a la fuente, la tomamos de escenario, los viejos del pueblo se acercaron al ver resplandecer bajo el sol de Castilla el color de los ponchos mexicanos y sobre todo al escuchar la trompetilla de Bowie, se acercaron y entusiasmados cantamos hasta el anochecer……

Pero abuelos, ¿no entiendo por qué dejasteis la música?, ¡habríais tenido mucho éxito!, si hijo, pero al día siguiente incoaron un expediente administrativo por realizar espectáculos públicos sin licencia, y nuestras abogadas preferidas estaban ocupadas, la una limándose las uñas y la otra haciendo la faralaes en una fiesta religiosa.

Vaya abuelos, pero ¿ha adquirido firmeza el expediente?, según la faralaes no….pues presentamos recurso, nos oponemos a la suspensión de la actuación y ¡que comience de nuevo el espectáculo!.

forbidden dijo...

probando

sweet charete dijo...

anónimo, eres un coñazo, pq no t habres un blog con tus paranoias y nos dejas a los demás disfrutar tranquilamente d las paranoias y los empanamientos de forbidden q ya bastante tenemos con una pá q venga otra con lo mismo. anda yaaaaaaaaaaaaaaaa........!!!!!!!!!

husband dijo...

Lo que más fuerte, superfuerte que me parece es que en las bodas pijas se escuche la letra de "Paquito el Chocolatero" qué recuerdos a las verbenas de mi pueblo me trae.

forbidden dijo...

Anónimo, acabo de leer detenidamente su ¿comentario? y...esto...a ver...cómo decirlo...qué tomas Trankimazin de 2 gramos o es que tas dao un golpe en la cabeza?.
De todos modos, supongo que gracias por leer el blog y enhorabuena por expresarte así de libremente. Y tanto...vamos que esto parece un "tócame Roque"...

forbidden dijo...

Querida Sweet Charete....me meoo toaaa con su comentario. No lo puedo evitar. Je je je...besos

forbidden dijo...

Querido Husband, si es que al final todos somos más de pueblo que las amapolas.

forbidden dijo...

Por cierto Sweet Charete....abrir sin "h", te lo voy avisando más que nada porque Anónimo te lo va a echar (sin h) en cara en cuanto lo vea..

sweet charete dijo...

tienes toda la razón, se m fué la pinza con tanta historia d perros aguas bodas y dimes y diretes, "asín queeee", si anónimo m quiere poner d vuelta y media por burra, sta en todo su derecho.