I TALK TOO MUCH (Just Jack)

|


Nos gusta hablar y no nos gusta que la gente no hable, pero cuando la gente habla, no nos gusta. Este galimatías, cercano al dadaísmo, tiene sentido. Sólo tienes que personalizar la frase, algo así como costumizarla a tu entorno y estoy seguro, de que se te adaptará como un guante.

En Madrid ha sido puente, tres días sin trabajar.

Me he pasado tres días sin parar de hablar, todo el mundo hablaba a mi alrededor, he hablado, me han hablado, nos hemos hablado. Casi siempre hablo con los amigos, al fin y al cabo, son los cuadros que me adornan a diario. Mis amigos son unos cuadros, me gusta. Un día pienso dedicarlo por entero a asignar un cuadro a cada uno de ellos, de este modo poseeré mi propia pinacoteca, algo así como un Belén viviente, pero en mucho más fino y con aires. "Darse aires de algo" es lo que suelen hacer las modernas, y yo siempre he querido ser un moderno.

La amistad suele comenzar hablando, del mismo modo que se termina, hablando, por exceso o por defecto.En el mundo que me rodea, los amigos lo son todo y cuesta creeer que sea yo quien escriba esto. Alguien tan dejado como yo (existe doctrina que opina que ya no sufro tanto de ese mal) se ha dado cuenta de que no sólo necesitas ruido alrededor, necesitas que ese ruido te acompañe para no estar solo. La gente tan dejada como yo, es tan común, que no podemos hacernos ni los modernos. Lo moderno es estar pendiente de tener siempre mucho ruido. Los novios no son ruido, son silencio. El silencio es para ti, todo lo que es para ti, no te acompaña, te lo quedas dentro, como el silencio, como los novios.
Decía, que la amistad empieza hablando, una conversación, una broma, una gracia, una pirada, y ZAS! la chispa adecuada (guiño). Cuesta comprender cómo hablando, desprecies a quién has considerado en algún momento, cuesta comprender, cómo por no hablar, no pase nada, ni siquiera silencio, porque después del ruido, el silencio es bueno, el silencio es para ti, si no hay silencio ni hay ruido, no hay nada.

Mis amigos y yo somos muy ruidosos, el viernes hicimos tanto ruido juntos, que se nos pasó acudir al concierto que Roberta Marrero daba, en la sala donde se celebra el 8 y medio todos los viernes. La excusa para vernos era acudir a ver a la Marrero + Co. que actuaban en "Los Jueves Milagro", una fiesta de esas de modernas, que a mi me encantan y a la que siempre pretendo llevar a todo el mundo, sólo cuela con uno o dos, pero así funciona el sistema. El caso es que esa noche, quedé con una amiga que habla y hace mucho ruido, y curiosamente por la calle nos encontramos a TB97 (http://www.nidodearpias.es/) que también hace mucho ruido, es super divertido estar con gente que hace mucho ruido. Decidimos que nos juntaríamos para ir todos como los locos, a ver a la Marrero y demás modernas, pero el caso es que las cañas posteriores, que fueron como unas doscientasveinticuatrocañasseguidas, sumándolo a que al final nos juntamos con un grupo de locas lesbianuzas que nos dieron más ganas de marcha aún, hicieron que al final nos revolucionaramos tanto y nos aceleraramos tanto, mi amiga y yo que nos pasamos la puerta del local y acabamos en casa de otros amigos, los amigos que más hablan de todos los que tengo, orito molido vamos!! je je.

Esa noche todo el mundo estaba muy parlanchín, demasiado para mi gusto y tratamos temas tan demodé como mi vida pasada, (pienso convertirme en un FANGORIA con patas y no hacer ninguna concesión a mi pasado), la política: ¿Esperanza Aguirre es querida o no?, los rojos y los azules (este tema hace que me ponga como una moto!); Gallardón y el arte de la política, y lo bonita que le ha quedado a la Roisin Murphy su Overpowered, una pena que se haya quedado tuerta con el hostión que se metió en plena actuación. (dejaría el link, para que vierais la hostia, pero los de youtube, que son pelín rancios ya lo han quitado).


Es curioso como a lo largo de la noche del jueves, no paré de hablar con gente que me apetecía, que no me apetecía y con la que creía que no podía hablar..hubo mucho ruido, estas noches le dejan a uno con ganas de hacerse el mudito.

Cuántas veces borrachos hemos hablado más de la cuenta y al día siguiente, abres los ojos en tu cama y quieres meterte en el círculo rojo de las cortinillas de Cuatro, la cadena roja!!! Pues que sepas, cuándo vuelvas a pensar eso, que el otro eres té y no el legañoso que está sobre la cama, sino el borrachuzo con incontinencia verbal de la noche anterior.

Pues la otra noche, todo el mundo en Madrid tenía diarrea verbal, todo el mundo opinaba, todo el mundo sabía y todo el mundo te quería taaaanto. Ay chico! ya será menos, no?
Prometo que el próximo día no seré tan vicioso y pasaré de tanto ruido, pa irme a ver a la Marrero and Co.

El Viernes pasó sin pena ni gloria, intenté ver Salem´s Lot, os acordáis de esa serie que ponían en La Primera, cuando todavía se llamaba TVE1, en la que David Soul, regresaba a su pueblo obsesionado por una casa en la que resulta que hay vampiros? Sí, esa de la imágen con el niño golpeando los cristales de un hospital, convertido en vampiros, arañando los cristales con las uñas pa que su amigo lo deje entrar? A día de hoy la secuencia, todavía es inquietante.
Después del atracón de pizza que me pegué, me quedé sin ver el final...ya os contaré. A lo largo de este puente he hablado mucho y comido pizza sin parar, qué ascazo, ¿por qué todo en mi vida tiene que ser un exceso?

El sábado marché a ver a Antonia SanJuan, pedazo de actriz, en su monólogo (Las que faltaban) me gustó, no paraba de hablar y decir verdades como puños, verdades de a pie de calle, que son las verdades verdaderas, políticamente incómodas, pero verdades. La función tuvo sus altibajos, en cuanto a ritmo, interpretación, cadencia, pero se mereció mi aplauso, porque en cada palabra me pareció ver el trabajo de esta mujer, en cada gesto un esfuerzo, y en cada broma la ilusión por entretener. Plas, plas, plas...bien merecido.

No estabamos para mucho hablar tras la función, y nos fuimos a comer pizza, (qué ascazo!) al parecer ha sido el fin de semana de las pizzas en Madrid, y hablando más bien poco aparecimos en La Lupe, que es un bar de los que no y no, es que no me veo, no me hayo ni me encuentro en ese sitio. Moví poco el culete, me emocioné con dos temas y pa casa que allí ya estaba todo dicho.


Al día siguiente me di un festín familiar, ¿si la familia te la venden como un valor seguro al alza, algo así como un crédito a fondo perdido, porqué nadie habla con la familia? cada vez menos, se ha convertido en una cueva, dónde refugiarnos de los amigos o de su ausencia, pero una cueva en la que buscamos el sonido lejano, nos metemos dentro, nos agazapamos y escuchamos a lo lejos el ruido de los amigos y el silencio de los novios. Buscamos lejanía con el mundo cuando acudimos a la familia, por eso nunca queremos hablar, porque eso es acercar.

Este finde me metí en la cueva y hablé de tontunas, que es una opción diferente y no siempre se puede practicar en la cueva, pero cuándo se hace, gusta, es curioso comprobar que dentro de la cueva también se puede hablar, una pena que nos dé miedo el eco.

Un consejo: La canción que da título a la entrada de hoy, tiene un truco, si quieres que te enganche, debes aprender a cantar el estribillo al mismo tiempo que lo hace Just Jack y a partir de ahí, engancha que no veas...id practicando, el estribillo dice así: "Sometimes I don't say the right things to make you love me even more than you do.Though I try, I just can't apologize for all the things I'm putting you through"










6 comentarios:

MM de planetamurciano.tk dijo...

Pos yo odio la gente ke cotorrea sin parar sin ke le importe mucho si escuchas o no. Esa gente a la ke le da igual kien seas tú porke lo ke les importa es tener un espectador paciente y buenecico ke diga a todo ke sí.
Por cierto ke yo también he pasao días muy pizzeros, pero sin puente.

cristina dijo...

Y esta faceta bloguera???????????
Cari, a este paso, escribe un libro!
Un besote gordo, de una de tus amigas de esas q tanto les gusta cotorrear y criticar más de la cuenta, en fin hablar por hablar.. ;) (a ver si pronto estoy bien para poder ponerlo en práctica con unas cervecitas...)
Un besazo enorme.

forbidden dijo...

Murci, todos cotorreamos sin parar, sólo paramos, cuándo nos damos cuenta de que hemos cogido carrerilla, corremos y frenamos, corremos y frenamos...así todo el tiempo.

forbidden dijo...

Cristina, ponte bien del todo y nos vamos un día por ahí de cañas, que seguro que luego me da pa escribir una semana entera...un libro? con lo dejao que soy, cari. Besis. Qué bien verte el otro día raudo y veloz

Zas! dijo...

Dios mío, qué parrafadaaaaaaa!!!!

A ver si vuelvo a leerlo todo con detenimiento.

Por ahora me he quedado en "ZAS! (guiño)" y me he dado por aludido...

:-)

forbidden dijo...

muy bien Zas!...es un homenaje al grupazo Andermay