Sexta Sinfonía PATÉTICA (Tchaikovsky)

|
Hasta dónde me alcanza mi cultura en música clásica y con la ayuda de mi inestimable amigo Google, creo recordar que tanto Tchaikovsky como Beethoven tienen (o tenían) su propía sinfonía Patética. Por qué dedicarle entonces el título al primero y no al sordo? Pues porque el primero ha compuesto la que puede ser la melodía más dulce y más trágica de la música clásica. El Lago de los Cisnes, cuántas cajitas de madera!!

El ballet puede resultar emocionante, ver un cuerpo moverse acompañado por esa melodía, ser capaz de ver belleza en la posesión tan férrrea de un bailarín sobre su cuerpo. Es admirar lo duro, el control y lo severo. Que te guste el ballet, y la danza por extensión, es que te gusten las rosas, admirando sus espinas.

Siempre me ha gustado la palabra patética, es fuerte, es dura. La sinfonía patética, no puede ser más contundente, "La Patética", según he leído en este blog: http://estanochebarralibre.blogspot.com/2006/10/opus-ultimum-i-la-pattica-de.html
la Patética, la sinfonía, podía esconder un mensaje cifrado, en el que su compositor estaba despidiéndose de su vida.

El término patético está denostado hoy en día, su definición según la RAE: "Que es capaz de mover y agitar el ánimo infundiéndole afectos vehementes, y con particularidad dolor, tristeza o melancolía", está tan lejos de la realidad..Cada vez que escucho la palabra patético, me viene a la cabeza la imagen del clown ese sin gracia que se pasea(ba) cogida de la mano de su madre, por los programas del corazón, ladrillo en riste, Támara creo que se llamaba, a día de hoy no sé que nombre artístico le han asignado al esperpento.

Eres patético!! cuánta fuerza en la expresión, la vehemencia, el torrente de la palabra que ya no sabemos usar, sabes tía?!

¿Tu crees que la mamarracha de la Tamara cuando llama patético a alguien, realmente le está diciendo: eh, tú...qué vas por ahí? infundiendo dolor, tristeza y melancolía...pero de qué vas chaval! .- pues no.

Somos unos incultos de la palabra, de nuestra propia palabra, nos esforzamos en conocer más idiomas y descuidamos el propio, hablamos sin propiedad, porque no nos interesa, porque no nos paramos a pensarlo, porque no sabemos. Se nos llena la boca, diciéndo "yo no leo", qué bien, miralo qué majo, no lee...oye, pues muy bien chico, sigue aprendiendo a hablar así de bien. El conocimiento de nuestra lengua no termina nunca, continúa hasta la muerte. El español, como todos los idiomas, si no se practica, se olvida. Que sea tu lengua materna, no lo exhime del coma (la lengua materna puede no morir, pero entra en coma). Pero cómo aprender un idioma si los que nos rodean, también están olvidando hablar. La lectura es la única tabla de salvación.
El tiempo es el peor enemigo de la lectura, los que de verdad quieren, lo encuentran, MENTIRA. De dónde no hay no se puede sacar o sólo un poco ¿cuestión de preferencias?. Lo dudo.

En fin que el patetismo (estrictamente dicho) en que ha caído nuestra lengua, nos lo merecemos por ir corriendo hacia un futuro monosilábico. Aunque la carrera no la decidimos nosotros, lo decide el dinero. El dinero es cultura. Todo muy patético, ya lo sé.

5 comentarios:

Bette dijo...

uy, me ha dado error al insertar un comentario!...aún a riesgo de resultar pesada, lo repito:
te dejo con una gran frase prenunciada por una conocida con gran dignidad : "yo ni leo, ni voy al teatro, apenas veo películas e ignoro lo que pasa en el mundo...pero tu crees que con lo divina que luzco tengo tiempo para otra cosa??"...pues eso....

Zas! dijo...

mmm, pues yo siempre he entendido "patético" como alguien o algo que te da "pena". La imagen de alguien que roza el ridículo con sus actos, normalmente destinados a llamar la atención intentando ignorar su propia mediocridad.... vamos, digoooooo!

forbidden dijo...

BETTE...si de tontas y guapas tenemos el mundo lleno. Muaca en toa la boca!

Yo a lo que aspiro en la vida es a ser rico..y punto.

Anónimo dijo...

ZAS..yo también lo entendía así. De ahí el relajamiento que denuncio, hablamos cada vez con menos propiedad, son las prisas.

P.d.: Linko ahora mismo a vuestra web, que me he dao cuenta "de que" no os tengo en enlaces

Anónimo dijo...

Ojo: La palabra "patética" en ruso tiene un significado distinto al que tiene en nuestro idioma: La sinfonía en cuestión iba a llamarse "Trágica", pero Tchaikovsky rechazó esa sugerencia de su hermano y la bautizó "Patética" ("patetichesky", en ruso, que significa "lleno de emoción apasionada")